PLY, el abrazo de la sencillez

Diseño de Mario Ruiz. Este proyecto es un ejercicio de ligereza en lo sólido. Una forma simple que consigue transmitir carácter con su fórmula leve y discreta. El diseño de esta silla y butaca parte de un gesto ágil: una piel de vaquetilla que, como un traje liviano y suave, cubre una estructura de madera o tubo de metal.


El cuerpo es un envoltorio, como un sobre que arropa la arquitectura de la silla y le ayuda a hacer su trabajo. A partir de un trabajo de plegado, desde la claridad y la sencillez, la pieza toma forma y esconde una única licencia expresiva en su parte trasera que no es añadida, sino que surge del propio gesto del cuerpo de la pieza en su construcción: dos huecos que perfilan un dibujo con carácter.

Este es un asiento que aspira a ser una discreta compañía cotidiana. Una pieza equilibrada capaz de convivir en cualquier espacio.

Ir arriba
Send this to a friend