El mueble 'made in Spain' abre vías de negocio en Irán

Firma Convenio Teherán

La Federación Española de Empresarios e Industriales del mueble, Federmueble, representada por la asociación RED, Reunión Empresas de Diseño, realizó del 13 al 15 de agosto una visita comercial a la feria internacional del mueble de hogar, Hofex, en Teherán organizada por la asociación persa de empresas del mueble, Iran Furniture Manufacturers & Exporters Union (Fipco), con la que se firmó un acuerdo de colaboración para promover el intercambio comercial entre ambos países, así como la transferencia de conocimientos para la mejora de la competitividad.

A la visita también asistieron representantes de tres empresas de muebles de la Comunitat Valenciana, Ascensión Latorre, Muebles Picó y Confortec que constataron la falta de visión del diseño como valor estratégico en la mayoría de las empresas visitadas en la feria.

Dentro de las actividades previstas en la agenda, el grupo de empresas y asociaciones fue invitado a participar en un seminario organizado por la Union de fabricantes persas y la Organización de Promoción del Comercio de Irán en el que asistieron alrededor de 20 miembros de su comité con el fin de debatir sobre el estado actual de la industria iraní, su comercio, innovación y exportaciones. El Presidente de la Union de fabricantes agradeció la presencia de las empresas y asociaciones españolas y las invitó a abrir vías de colaboración para el traspaso de tecnología, diseño e innovación entre las industrias de ambos países.

IMG_5230 (2)_0Entre las conclusiones extraídas de esta visita destaca la oportunidad de negocio para el sector del mueble en este mercado gracias a la gran capacidad industrial de las empresas, así como por la incipiente aplicación del diseño como valor principal en sus productos siguiendo el modelo europeo. Además para analizar mejor las posibilidades del país y afianzar el convenio firmado se está barajando la organización de una nueva visita comercial con ocasión de la feria Medex (feria internacional de mobiliario de hogar y oficina, decoración, accesorios, maquinaria y equipamiento para la industria del mueble) que tendrá lugar en los próximos meses.

Un mercado listo para el despegue

La economía de Irán es una economía mixta en transición que conserva un voluminoso sector público, reducido en los últimos años de un 80% por debajo del 50%. La economía iraní está dominada por la producción de hidrocarburos, si bien en la Bolsa de Teherán operan más de 40 empresas industriales. Es una de las pocas grandes economías del mundo que, a causa de su relativo aislamiento de los flujos internacionales de capital, no resultó gravemente afectada por la crisis financiera de 2008.

Por su paridad de poder adquisitivo, Irán ocupa el decimoséptimo puesto entre los países del mundo, mientras que en un escalafón de países por producto interno bruto nominal, ocupa la vigésimo quinta posición. El país fue incluido en 2005 por Goldman Sachs en la lista de los «Próximos once».

Los principales países importadores de productos del sector mueble iraní son del entorno más próximo: Tayikistán, Azerbayán, Afganistán e Irak. Aunque destacan también algunos clientes importantes del continente europeo, principalmente en Alemania e Italia.

La cifra de exportación actual se estima en 30 millones de dólares, en 2012 fueron 12 millones. La Unión de fabricantes tiene como objetivo aumentar esta cifra a los mil millones en los próximos 5 años. Los mayores clientes europeos se prevé que serán de Alemania, Holanda y Francia.

Algunas empresas extranjeras que importan mobiliario a Irán y que fueron consultadas, enunciaron las siguientes dificultades a la hora de introducir o fabricar sus productos en Irán: política proteccionista del gobierno, retricciones internacionales de crédito, y problemas de suministro de materias primas debido a la inestabilidad de la tasa de cambio del Rial iraní. La Union de fabricantes asumió estas amenazas para los exportadores internacionales y confirmó sus contactos con el gobierno para facilitar y potenciar las oportunidades.

Desde Red y Federmueble se identificó como debilidad la falta de visión del diseño como valor estratégico en la mayoría de empresas visitadas y la necesidad de que la Unión de fabricantes iraní haga un esfuerzo por trasmitir su importancia como base de la competitividad sectorial, y se ofrecieron a colaborar para implementar políticas de diseño en sus empresas productoras.

Ir arriba