CPD, un punto justo de equilibrio para Cadpdell

CPD surge de la dualidad. De la confrontación de elementos, en principio antagónicos, en una búsqueda de la complementación y la camaradería. De ahí, el uso del metal para la estructura portante, del perfil cuadrado y las geometrías ortogonales. Líneas rectas y materiales fríos que confieren estabilidad a la pieza.

Por otro el, la carcasa. De madera natural, amable, con una geometría orgánica que te recibe con cuidado y confort al entrar en contacto con ella. El conjunto no puede ser más equilibrado. Una creación que sorprende por su ergonomía y comodidad.

Ir arriba
Send this to a friend